(Castellano) La Imagen del Paisaje (y/en) la difusión de la naturaleza

RESUMEN / RESUMO

La imagen del paisaje, especialmente en el siglo XIX, encuentra un fuerte anclaje en la naturaleza de los grandes espacios naturales. Los pintores de la Escuela del Río Hudson, en Estados Unidos, o Carlos de Haes y sus discípulos, en nuestro país, salieron al exterior para experimentar la naturaleza y fortalecer su discurso pictórico.

Esta visión de la naturaleza buscaba reflejar lo bello y lo grandioso de cada espacio, de forma paralela al nacimiento de los primeros parques nacionales en Estados Unidos y Europa, entre finales del siglo XIX y principios del XX. En aquellos momentos la conservación de la naturaleza se centraba  en la protección de aquellos sitios más pintorescos y emblemáticos.

A partir de los años 70 del siglo XX la conciencia ambiental parece calar a escala mundial. Los gobiernos estatales desarrollan diversas normativas relativas a la conservación de la naturaleza. En el caso concreto de nuestro país es el año 1989 el que marca un importante hito en la conservación de la naturaleza con la Ley 4/89, de Conservación de los Espacios Naturales y la Fauna y Flora Silvestres, que establece un tipología de espacios naturales protegidos. Esta Ley fue sustituida por la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, en cuyo preámbulo podemos leer:

En la sociedad actual se ha incrementado sensiblemente la preocupación por los problemas relativos a la conservación de nuestro patrimonio natural y de nuestra biodiversidad. La globalización de los problemas ambientales y la creciente percepción de los efectos del cambio climático; el progresivo agotamiento de algunos recursos naturales; la desaparición, en ocasiones irreversible, de gran cantidad de especies de la flora y la fauna silvestres, y la degradación de espacios naturales de interés, se han convertido en motivo de seria preocupación para los ciudadanos, que reivindican su derecho a un medio ambiente de calidad que asegure su salud y su bienestar.

La sociedad, por tanto demanda un medio ambiente y una naturaleza sanos de los que poder disfrutar y en los que poderse desarrollar plenamente. A esta demanda intentan dar respuesta las administraciones ambientales.

Por otra parte, y en paralelo a las normativas se desarrolla el concepto de Educación Ambiental, cuyo fin último es cambiar actitudes y crear conciencia proambiental. La educación ambiental y la conservación de la naturaleza, ambos conceptos en sentido amplio, siempre han estado ligadas, así los conservadores de espacios naturales han tenido una importante herramienta  de gestión en la educación ambiental.

Desde las administraciones ambientales, con competencias en la gestión de los espacios naturales se recurre, entre otras herramientas de gestión, a la comunicación y divulgación ambiental, o como se empieza a hablar recientemente, a la difusión de los valores patrimoniales, en este caso la difusión de los valores de los espacios protegidos.

Los instrumentos empleados en la difusión de este patrimonio son de diferente tipo, pero con la característica común de que recurren a la comunicación, tanto verbal como icónica, para transmitir su mensaje y conseguir su fin.

Será el fin de este trabajo de investigación indagar sobre la manera en que, desde las administraciones ambientales de nuestro país, se comunica y difunde el patrimonio natural. Para ello nos centraremos en un análisis preliminar orientado hacia la imagen que se ofrece de los espacios naturales protegidos, y al papel que el paisaje desempeña en esta difusión

Ano 2011
Tipo Tese
Instituição Universidad de Murcia
Grau Mestrado
Orientador(es) M.Victoria Sánchez-Giner
Idioma Castellano
Área Arte, paisagem, ciências naturais